El método Konmari: ‘La magia del orden’

Armario ordenado en base al método Konmari.

¿No encuentras nunca el momento de ordenar el armario? ¿tienes mucha ropa pero nada que ponerte? Poner orden en la habitación, y decidir que cosas sirven y cuáles no, suele dar bastante pereza.

Incluso, cuando por fin nos ponemos manos a la obra, siempre hay alguna excusa para no terminar de deshacernos de aquellas cosas que no utilizamos y muy pronto todo vuelve a ser un caos. Tener muchas cosas que no son útiles, ni nos hacen sentir bien, sólo traslada ese caos al resto de nuestra vida. Lo que provoca ansiedad y malestar. Pero,  tenemos la solución.

Sólo lo que te hace feliz

¿Has oído hablar de Marie Kondo? Esta joven japonesa se ha convertido en la gurú del orden por excelencia tras el éxito mundial de su libro ‘La magia del orden’. En él enseña a ordenar los espacios en base a una nueva filosofía bautizada como el método Konmari, que consiste en desechar aquello que no nos haga sentir bien y conservar sólo lo que nos hace felices.

Esta es la base de un pensamiento que arrasa en Youtube y en librerías. De hecho, la autora ha sido incluida en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista Time. Así, ha conseguido convertir la organización en un estilo de vida para alcanzar la felicidad y el bienestar mental.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marie Kondo (@mariekondo) el

Claves del método konmari

¿Cúando?

Antes de empezar a ordenar la casa. Lo primero, es decidir el momento ideal para hacerlo. Kondo explica que lo mejor es aplicar el método a primera hora de la mañana, ya que es cuando las personas tienen las pilas totalmente cargadas y el nivel de concentración es mayor.

Al empezar a primera hora de la mañana, tenemos todo el día por delante para terminar de ordenar el espacio concreto. Esta es otra de las premisas fundamentales del método Konmari, que consiste en no dejar ninguna tarea a medias. Es decir, si se empieza a ordenar el armario, hay que terminar la tarea completa ese mismo día. Debido a que, si se realiza en varios días, es probable que la labor se deje a medias.

¿Dónde?

También es importante ordenar en un ambiente relajado, sin ruidos ni música; a no ser que se trate de música ambiental. El ruido desconcentra y alarga la duración de las tareas.

¿En qué orden? De más fácil a más difícil

En cuanto al orden a seguir, el método Konmari se basa en ordenar por categorías. Primero, la ropa; después, los libros, papeles, objetos y; por último, los objetos sentimentales. Este orden va de menor a mayor dificultad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marie Kondo (@mariekondo) el

Ordenar la ropa, paso a paso

Quédate sólo con las prendas que usas, te queden bien y te hagan feliz. Marie Kondo explica que hay que coger los objetos uno a uno con las manos. Sólo así podrás saber si los quieres o no. Piensa en si te hace feliz y su utilidad. Si, finalmente, decides deshacerte de ellos, hazlo con gratitud (por los momentos buenos compartidos).

No guardes la ropa que te da pena tirar para estar por casa o como pijama. Lo habitual es que te quedes con un tercio de toda la ropa que tenías.

Según el método Konmari, lo mejor es tenerlo todo a la vista. Cuelga sólo la ropa que necesita ir colgada, como las prendas delicadas o chaquetas. Se trata de una cuestión de espacio y visibilidad. Entran más prendas dobladas que colgadas. Agrúpalas por categorías; lo más largo y pesado a la izquierda y lo ligero a la derecha.

En cuanto a las camisetas, dóblalas en vertical como explicamos a continuación. Además, las de colores claros deben ir delante.

Doblar la ropa con el método Konmari

Para que las prendas se aguanten en posición vertical debes realizar varios pliegues. Sigue los siguientes pasos para hacerlo correctamente:

  1. Coloca la camiseta con el cuello hacia arriba y alísala para que no queden arrugas.
  2. Dóblala como harías normalmente.
  3. Haz dos pliegues más de lo normal y prueba que se aguante en vertical.

Haz esto mismo con la ropa interior, calcetines y demás prendas. Cómo ya hemos explicado, es importante que todo este visible en el armario.

Libros

A la hora de ordenar los libros, hay que seguir el mismo método que con la ropa. Es decir, coger cada ejemplar con las manos y preguntarte a ti mismo si te hace feliz.

¿Imagínate la felicidad de tener la estantería llena de libros que te apasionan? Llegó el día de desechar aquellos libros que aún no te has leído o que has dejado a medias.

Para Marie Kondo, «algún día lo leeré» significa que nunca lo harás. De hecho, afirma que más allá de la satisfacción y felicidad interior de tener sólo aquello que te hace feliz, tener menos libros incrementa el impacto de la información que se lee.

Papeles y otros objetos

En este aspecto, Kondo es bastante clara y aconseja deshacerse de facturas, instrucciones, manuales, nóminas… Hoy en día, la mayoría de la información está en internet.

Quédate sólo con lo necesario. Una vez tengas sólo los papeles imprescindibles, ordénalos. Por un lado, los que haya que tener a mano y, por otro, las tareas pendientes.

Aplica las mismas reglas con el resto de objetos de tu pertenencia y, quédate sólo con aquellos que te aporten felicidad y sean útiles en tu vida actual.

Esta forma de ordenar, promete cambiar tu estilo de vida y proporcionarte felicidad. Tener la casa llena de cosas que no nos aportan felicidad, ni nos gustan, ni tampoco son útiles sólo genera ansiedad y descontrol. Algo que se traslada a nuestra vida. Así que,  ¿a qué esperas para poner este método en práctica y ser más feliz?