Conoce los orígenes de Halloween y sus leyendas: Samhain, Stingy Jack y la calabaza

Halloween o la víspera de Todos los Santos es una tradición pagana que alberga leyendas, creencias e historias misteriosas.

Halloween tiene origen en la palabra Samhain, un ritual propio de las religiones paganas y celtas que significa fin del verano. Las religiones precristianas que celebran esta festividad, como la Wicca (religión que nace a partir de la palabra Witchcraft, brujería), consideran el fin del verano como algo especialmente espiritual y de conexión con entes que albergan otros mundos.

El 31 de octubre se relaciona tradicionalmente con la salida de las brujas (de ahí que Noche de Brujas sea sinónimo de Halloween) y otros seres espirituales y mágicos.

La noche de Brujas tiene su origen en Samhain.

A medida que la religión católica va extendiéndose y adquiriendo más poder y representación, acoge también como propios diferentes ritos ancestrales y los transforma en cristianos.

De esta manera, la celebración de Samhain como fin del verano y conexión con el otro mundo quedó aislada de la comunidad, haciéndose popular como la víspera del día de los muertos.

Son las vertientes anglosajonas del cristianismo las que comienzan a celebrar este día de la forma especial que a día de hoy conocemos como Halloween. De hecho, la palabra Halloween es la contracción de All Hallows’ Eve (que significa víspera del día de los muertos en inglés).

Sin embargo, los países de religión católica no consideran esta fecha como festejo y hasta hace algunas décadas el catolicismo español dejó el festejo del día de los muertos, denominado como Día de todos los Santos para la mañana del 1 de noviembre.

Actualmente en España cada vez está más arraigada la celebración del Halloween como una fiesta de índole infantil y juvenil y desvinculada de la religión.

España cada vez celebra más Halloween.

¿Cuál es el significado de la calabaza? ¿Quién es Stingy Jack? ¿Jack O’ Lantern?

Esta costumbre tiene su origen en el folklore de Irlanda, país muy vinculado a las leyendas y tradiciones espirituales desde tiempos antiguos, aunque en el uso de la calabaza, como tal, no es una tradición de origen europea.

Este elemento de decoración y protección, que consiste en una calabaza tallada con una linterna o vela en su interior, está vinculado a la leyenda de Stingy Jack (Posteriormente Jack O’Lantern).

Stingy Jack era un avaro pero astuto granjero irlandés que, con la ayuda de un crucifico, consiguió encerrar al demonio y frenar su poder malvado. Pero vencer al mal no es tan fácil, y la trampa de Jack salió mal y se volvió en su contra el día de su muerte.

Al morir, Jack no encontró sitio para descansar ni en el cielo ni en el infierno, y se vio obligado a caminar sin rumbo acompañado únicamente de la luz de un candil elaborado con un nabo que se iluminaba con una brasa del infierno. Así, Stingy Jack pasa a llamarse Jack O’Lantern (Jack Linterna).

Las linternas con tubérculos son un símbolo tradicional de Irlanda.

Tras esta historia la población irlandesa comenzó a aumentar la elaboración de este tipo de candiles elaborados con diferentes tubérculos, sobre todo con nabos y remolacha.

Cuando la población anglosajona llega a Estados Unidos, comienza a celebrar las tradiciones propias de sus países de origen. Sin embargo, en Estados unidos no había tal abundancia de tubérculos como en Irlanda, pero sí había calabazas naranjas y eran perfectas para hacer linternas.

Así comenzó la tradición más popular del Halloween internacional y su costumbre de hacer linternas con calabazas de expresiones terroríficas y colocarlas en las entradas de sus hogares para guiar a sus difuntos y proteger a su familia de Stingy Jack y de los malos espíritus.

Tallar calabazas es una costumbre estadounidense extendida por Europa.