“Aquí no se tira nada”: 1ª Semana contra el desperdicio alimentario

Muchas veces habéis escuchado a Karlos durante sus programas decir la frase “aquí no se tira nada”, una afirmación seguida siempre de consejos sobre cómo aprovechar los alimentos que tenemos en casa.

Esta preocupación, sobre el desperdicio alimentario, ha llevado a Karlos a apoyar la 1ª Semana contra el desperdicio alimentario que se realiza en España desde el día 24 al 30 de septiembre. Y no está sólo. Compañeros tan importantes como Juan Mari y Elena Arzak, Martín Berasategui, Pedro Subijana, los hermanos Roca o Eneko Atxa también participan o colaboran de esta iniciativa coordinada por AECOC que durante 7 días hará acciones de información en toda España para concienciarnos a todos.

Y es que en la actualidad se lanzan a la basura 7,7 millones de toneladas de alimentos en España. De hecho, ya somos el séptimo país europeo en desperdicio, pero ¿por qué se produce?

En nuestro caso la mitad ocurre en el ámbito doméstico, según los datos oficiales, aunque los consumidores están cada vez más concienciados. La mayoría de los alimentos que tiramos, un 90%, son los que no nos da tiempo de utilizar, mientras que el 10% son los restos de los que cocinamos.

1ª semana contra el desperdicio alimentario.

Consejos para no tirar la comida

Así que, ¿qué puedes hacer tú? Lo primero, y hablando de las sobras, nada mejor que rescatarlas convirtiéndolas en nuevos, deliciosos y equilibrados platos. Al ir a comprar piensa que platos cocinarás y los ingredientes que necesitarás. Revisa qué tienes en la nevera y despensa antes de ir a hacer la compra.

También evita comprar con prisas, si dispones de más tiempo podrás escoger mejor los productos que vas a emplear. Es también muy importante ver las fechas de consumo preferente y caducidad de todo lo que adquieras. Así puedes saber cuánto te durarán los productos y, de esta manera, priorizar consumos y evitar tirar alimentos a la basura. Y aquí, precisamente, un truco para ahorrar. Fíjate en las ofertas por cercanía de consumo preferente y/o de fecha de caducidad.

Al adquirir frutas y verduras recuerda que las “imperfectas” son igual de buenas” que las que tienen que las que tienen un aspecto impecable y radiante.

Volvamos a casa. Mantén la nevera y el congelador limpio. Podrás así comprobar el contenido de los espacios y la fecha de caducidad de los alimentos que contienen. Organiza bien la nevera y usa envases adecuados para conservar bien los alimentos. En la zona más cálida, la que se mantiene entre 6 y 10 grados, deberían ir alimentos como huevos, leche, mantequilla, frutas y legumbres frescas. La zona más fría, que llega a cuatro grados negativos, se reserva para carnes y pescados, charcutería, cremas, postres lácteos, ensaladas envasadas y alimentos en proceso de descongelación. Especialmente en verano puedes conservar la fruta en la nevera. Para evitar que se oscurezca (como pasa con los plátanos) ponlas en una bolsa normal o con autocierre.

Si sales a comer fuera busca o pide raciones adecuadas y flexibles, como medios menús o medias raciones, por ejemplo, si no tenéis mucha hambre. Y no tengas manías en solicitar una bolsa o una caja con la comida que no hayas consumido en un bar o restaurante. Es una manera ideal para llevarte todo aquello que no hayas podido disfrutar en el restaurante. Supone una oportunidad para realizar una comida al día siguiente o, incluso, más adelante si lo congelamos.

Cómo evitar el desperdicio de alimentos.