Efectos del desorden en tu vida y cómo evitarlo

Efectos del desorden en tu vida y cómo evitarlo

Desahogar la casa y acabar con el desorden puede ayudarnos a reducir el estrés, mejorar la concentración, prevenir alergias y reducir el mal humor.

Facturas, cartas del banco y folletos publicitarios sobre el escritorio, ropa amontonada en la silla del dormitorio, la encimera de la cocina abarrotada de botes, cajas de galletas y frascos, la bicicleta en el balcón, los zapatos de varias temporadas en la entrada, los libros acumulados con el paso del tiempo… ¿Estamos hablando del orden del caos?

Si las situaciones anteriores te resultan familiares, prepárate para descubrir cómo el desorden afecta a nuestro estado de ánimo y qué puedes hacer para cambiarlo según la empresa de alquiler de trasteros OhMyBox!

1. El desorden aumenta nuestros niveles de estrés. Distintos médicos y expertos en psicología han concluido sus investigaciones afirmando que el cortisol, la hormona del estrés, se dispara ante una situación de desconcierto o embrollo. Puede parecer que padecer confusión o sentirnos bloqueados emocionalmente sea únicamente un problema psicológico, pero el desorden físico que podemos encontrar en el hogar también sobrecarga nuestros sentidos y nos genera una sensación de desesperación.

2. La concentración se puede ver afectada por la desorganización. Tenemos que terminar la tarea en media hora, pero nuestra cabeza está dando vueltas a otros asuntos y nuestros ojos son los primeros en contemplar todos aquellos objetos que nos rodean. Sí, nuestras pertenencias nos pueden desconcentrar desenfocándonos de nuestras tareas. De hecho, tener nuestro campo visual lleno de cosas afecta directamente a nuestra concentración. No es una sensación, sino que está comprobado que el desorden de nuestro alrededor limita la capacidad cerebral para procesar la información.

3. Las montañas de objetos: refugio de gérmenes y ácaros. El desorden también afecta a nuestro organismo en términos de salud. La acumulación de cosas en casa hace que la tarea de limpiar nuestro hogar sea más difícil y cualquier pequeño espacio entre nuestras pertenencias amontonadas puede llenarse de polvo y aumentar el riesgo de alergias.

4. La negatividad y el mal humor tienen mucho que ver. Tener una habitación o un salón desordenados sin suficiente espacio donde colocar debidamente todos nuestros objetos afecta a la comodidad y, paralelamente, tiene repercusiones en nuestro comportamiento y humor.

Por ello, es básico conseguir un hogar que genere paz y tranquilidad. ¿Cómo? Ordenando regularmente y desahogando la casa de aquellos objetos que se van acumulando en ella para que no nos acaben invadiendo.

Para guardar aquellas cosas que no usemos habitualmente pero que queramos conservar podemos hacer uso de trasteros. Puedes alquilar trasteros urbanos para reducir el desorden y mejorar tu vida.
¡Di adiós a los trastos y nota un verdadero cambio en tu vida!

Más información: OhMyBox!