Pintura Milky Paint, perfecta para decorar y divertirse

Milky Paint es una nueva pintura que está revolucionando el mundo del DIY y del “hazlo tú mismo”. Se caracteriza por tener un toque artesanal irresistible y por ser parte de los productos eco-friendly.

La pintura Milky Paint, ya ha llegado a Leroy Merlin como parte de las nuevas tendencias decorativas, y está inspirada en los productos que artistas y artesanos utilizaron durante siglos, antes de la llegada de la fabricación en serie: productos mezclados por ellos mismos a partir de materias naturales.

La pintura Milky Paint es una pintura a la caseína. La caseína es una proteína presente en la leche que sirve para aglutinar los pigmentos, creando tonos pastel llenos de encanto antiguo.

La pintura se presenta en polvo y para poder utilizarla se mezcla con agua. Así, podemos crear texturas a nuestro gusto, simplemente añadiendo más polvo o más agua a la mezcla. Con mayor cantidad de producto obtendremos una pintura más espesa y cubriente, mientras que si añadimos más agua, el efecto será más transparente, tipo veladura.

En definitiva, Milky Paint es una pintura para decorar, para divertirse y para crear…. Para sentirse, en definitiva, como los antiguos artesanos.

¿Cómo se mezcla la Milky Paint?

Preparar la pintura Milky Paint es muy sencillo. Solo necesitaremos un recipiente, el producto y agua.

Cómo se mezcla la Milky Paint

Dos consejos:

  • Si utilizáis agua caliente, el producto en polvo se disolverá mejor.
  • Para remover, conviene emplear unas varillas de metal como las que usamos en la cocina.

La proporción inicial es de 1 parte de producto por 1 parte de agua (en volumen): una vez mezclados ambos, batiremos enérgicamente durante 2-3 minutos hasta lograr una mezcla uniforme.

Realizando la mezcla de 1 parte de producto por 1 parte de agua, se consigue una tonalidad suave del color. Si queremos una intensidad mayor, es necesario poner menos agua y más cantidad de pintura.

Cómo se mezcla la Milky Paint

Después hay que dejar reposar la pintura para que la espuma que se genera al remover desaparezca del todo.

Cómo se mezcla la Milky Paint

Cómo lograr acabados de todo tipo con la pintura Milky Paint

Con la pintura Milky Paint podemos obtener preciosas veladuras y transparencias, pero también acabados vintage, texturas y superficies suaves y empolvadas. Además, esta se puede aplicar sobre madera limpia y sin tratar, donde conseguiremos transparencias con color que dejarán ver la veta.

Por otro lado, también se puede utilizar para renovar muebles pintados y barnizados. Para ello hay que aplicar antes una imprimación selladora acrílica, en spray o con brocha, y dejarla secar. Después hay que pasar un taco de lija de grano medio y a continuación ya podremos aplicar la pintura Milky Paint.

Dependiendo de la mezcla que hayamos realizado, si la pintura es cubriente y espesa obtendremos colores más opacos, mientras que si es más ligera conseguiremos efectos más sutiles.

¿Qué os parece el antes y el después de estos muebles utilizando la pintura Milky Paint?

Antes y después de los muebles con pintura Milky Paint

Efectos de pintura con Milky Paint: craquelado, rugoso, liso y transparente

Son muchos los efectos decorativo de pintura que se pueden lograr con la Milky Paint. Si queréis un craquelado, bastará con aplicar un productos de Les Decoratives y después dar una mano de Milky Paint sobre el craquelado: la transparencia de la pintura deja una fina película de color, y al mismo tiempo permite ver la textura cuarteada. ¡Preciosa!

Efecto craquelado con pintura Milky Paint

Para una textura más rugosa, de estilo cien por cien rústico y campestre, solo hay que añadir una cantidad generosa de pintura a la mezcla y aplicarla con brochazos abundantes.

No os preocupéis por que quede perfecto: precisamente, el encanto de esta pintura es su efecto artesanal. Los pequeños grumos de pintura aportan un encanto muy especial a las superficies…

Si nos gustan más los acabados lisos y suaves, aplicaremos la pintura extendida y la dejaremos secar. Podemos dar dos o tres manos hasta cubrir bien la superficie.

Una vez seca, lijaremos con un taco de grano fino. El resultado será casi como un lacado mate.

Esta pintura también admite acabados a la cera o al barniz, perfectos para proteger las superficies de la humedad o las manchas. Y para un efecto envejecido, podemos lijar la Milky Paint una vez seca para sacar la madera o el color que hay debajo.

Por último, si queremos mantener las vetas de la madera, Milky Paint hace posible dar color a este material, conservando su dibujo natural. Para ello, es mejor emplear maderas claras con veta marcada como el pino, el abedul y el chopo.

En este caso, tendremos que añadir más agua a la mezcla de Milky Paint para lograr este precioso efecto veladura.

Un producto con muchísimas posibilidades

Lo que más nos gusta de la pintura Milky Paint es su versatilidad. Con esta pintura podrás investigar, crear y mezclar como los alquimistas medievales, o los pintores del renacimiento.

Descubrirás todo un mundo de creatividad que te enganchará: apúntate a la tendencia “milky” y disfruta de todo lo que este fantástico producto puede hacer por la casa, los muebles y la decoración.

Podréis encontrar la pintura Milky Paint a partir de este mes en las tiendas Leroy Merlin.