Despídete del aceite de palma

El aceite de palma no es bueno. No te estamos descubriendo nada nuevo. De hecho, este asunto lleva en la actualidad mediática desde hace varias semanas. Este aceite se fabrica a través de los frutos de la palma africana y produce problemas cardiovascualares, el conocido como “colesterol malo” y una mayor posibilidad de sufrir cáncer.

Plantaciones del aceite de palma

El Ministerio de Sanidad ha planteado a los fabricantes de los productos que contienen este ingrediente a que reformulen su composición. Pero de momento es solo eso, una sugerencia no una imposición.

Sabemos que este aceite está presente en una gran cantidad de alimentos de nuestra dieta diaria. Pero, ¿sabrías identificar en cuáles?

Productos cosméticos: Algunos productos estéticos llevan este tipo de aceite por sus características tensoactivas. Sin embargo, a veces es difícil determinar si lo incluyen o no, debido a que suelen usar derivados que pueden obtenerse de otras materias primas.
Bollería industrial y chips salados: este aceite aguanta una mayor cantidad de grados. Se utiliza a menudo para hacer molde industrial, ya que alarga su tiempo de conservación.
Productos precocinados: ¿La razón? Como ya hemos dicho, aguantan en buen estado una mayor cantidad de tiempo.
Productos untables (cremas y margarinas): Su alto contenido en grasas favorece el untado.

Productos con aceite de palma

Muchas marcas, como consecuencia del revuelo mediático, están pensado la manera de reemplazarlo. El problema es que o no han encontrado sustitutos o son pocos y caros.

Después de saber todo esto, seguro que más de uno mira la lista de ingredientes en su próxima compra. Sin embargo, identificarlo, a veces, no resulta tan sencillo. A menudo se nombra de otras maneras: Ácido palmítico, palmitato ascorbilo, Sodium Lauryl Sulfate, ácido esteárico, glicerina, glicerol, Sodium Laureth Sulfate, Glyceryl Stearate SE, ácido beta apocarotenoico, emulgente E472e, aditivo E160 (betacaroteno), aditivo…

Te animamos a que te aprendas algunas de estas denominaciones, para así, facilitarte desterrarlo lo más posible de tu dieta.

Marcas que incluyen este ingrediente en sus productos:
Cereales sabor yogur Special K de Kellogg’s
Doritos
Galletas Oreo
Caramelos Sugus
Queso de Azteca
Margarina Tulipán
Flautas de bacon
Bombones Ferrero Rocher
Galletas La Buena María de Fontaneda
Patatas Ruffles
Donuts
Masa de hojaldre de Buittoni
Leche junior crecimiento de Nestlé
Crema gourmet de marisco de Knorr
Bacalao rebozado de Findus
Tiramisú de Dhul
Sobaos con mantequilla natural de la marca Martínez
Nutella
Canelones de atún de Maheso
Pizza de Casa di Mama
Tortellini de queso de Knorr

Fuentes:
eldiario.es
elmundo.es