12 retos pendientes en igualdad laboral

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer, este año con el tema central de “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030” y es que la igualdad de género en el trabajo es la vía para un desarrollo sostenible. Hoy es un día para seguir luchando por la igualdad real de oportunidades.

Un mundo cambiante, un trabajo cambiante

Desde Onu Mujeres recuerdan que el mundo del trabajo está cambiando a gran velocidad, con implicaciones para las mujeres e insta a acelerar la igualdad de género para que el mundo del trabajo funcione mejor para todas las mujeres. La realidad es que, aún hoy,  apenas el 50% de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 76% de los hombres. Muchas mujeres trabajan en la economía informal, subvencionando el trabajo doméstico y de cuidados, con empleos peor remunerados y con menos cualificaciones, con poca o ninguna protección social.

#NosotrasParamos Mujeres de todo el mundo de suman al paro internacional

Organizaciones de 46 países del mundo se movilizan hoy contra la violencia de género y por la igualdad. En España son 49 las ciudades españolas que han anunciado su adhesión, como Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Gijón o Valencia.

¡Súmate a la lucha por la igualdad! #womensday #DiaInternacionalDeLaMujer

12 retos pendientes en igualdad laboral

1. Población activa. A pesar de que la globalización ha ayudado a millones de mujeres a encontrar un trabajo remunerado, el número de mujeres en situación de actividad es muy inferior al de hombres.

2. Desempleo. A nivel mundial, las mujeres tienen mayor probabilidad de estar desempleadas que los hombres.

3. Segregación ocupacional. Las mujeres están concentradas en empleos menos remunerados, de menor cualificación y mayor inseguridad laboral. Además, no están suficientemente representadas en puestos con responsabilidad de toma de decisiones y en campos como la ciencia y tecnología.

4. Brecha salarial. A nivel mundial, las mujeres sólo ganan 77 céntimos por cada dólar que ganan los hombres por un trabajo de igual valor. Esta es una causa fundamental de desigualdad en términos de ingresos a lo largo de toda la vida.

5. Trabajo no remunerado. En todo el mundo, las mujeres realizan la gran mayoría del trabajo no remunerado, que incluye el cuidado de niñas y niños, la cocina, la limpieza y la agricultura. Este trabajo es esencial para que los hogares y las economías funcionen pero se valora menos que el trabajo remunerado.

6. Licencia de paternidad y maternidad. La licencia de maternidad y paternidad y los servicios de cuidado infantil pueden ayudar a las familias a distribuir las responsabilidades de cuidado y atender sus prioridades laborales, así como permitir a las mujeres acceder al mercado laboral y permanecer en él si así lo deciden.

7. Trabajo informal. Las mujeres, sobre todo las migrantes, están insuficientemente representadas en el sector informal en todo el mundo.

8. Trabajadores/as migrantes. Las personas migrantes contribuyen al bienestar económico y social de las sociedades tanto en sus países de origen como de destino.

9. Violencia contra las mujeres. La violencia contra las mujeres en el mundo laboral constituye una vulneración de los derechos humanos que afecta a las mujeres con independencia de su edad, ubicación, nivel de ingresos o condición social.

10. Barreras legales. En todos los países siguen existiendo barreras para la igualdad de género, en la esfera pública y privada, que tienen su origen en unas relaciones de poder históricamente desiguales entre las mujeres y los hombres.

11. Protección social. Las mujeres representan el 73% de la población mundial que carece de acceso a la protección social o que sólo disfruta de un acceso parcial, lo que las expone a una mayor vulnerabilidad a la pobreza y otras desigualdades.

12. Brecha digital. Las nuevas tecnologías (automatización, inteligencia artificial, robótica e internet…) han transformado el mundo laboral, planteando tanto desafíos como oportunidades para el empoderamiento económico de las mujeres.

Son datos de un mundo laboral cambiante… que sigue siendo desigual.