Tatuajes de cicatrices, luchando contra la inseguridad

Las cicatrices forman parte de nuestro día a día. Raro es que una persona no tenga ni una marca en la piel, por pequeña que sea. Una caída en la infancia, una quemadura mientras cocinamos, una operación inesperada… Son muchas las razones por las que podemos poseer una cicatriz en nuestro cuerpo.

Pero teniendo en cuenta el valor que se le da en la actualidad al cuidado estético, tener una “marca de guerra” en sitios visibles (y no tan visibles), puede llegar a derivar en grandes problemas psicológicos y emocionales. Son algunas las personas que han encontrado en éstos, los tatuajes, la solución para recuperar la autoestima y la seguridad en sí mismos.

Es por ello, que ésta tendencia de tapar las cicatrices con tatuajes no para de crecer. Tatuajes que cubren total o parcialmente la superficie afectada y que consiguen convertir esa vergüenza inicial en una especial obra de arte andante. A continuación, os mostramos algunos de éstos emotivos tatuajes:

mastectomia

mastectomia

Una mastectomía puede convertirse en una preciosa flor.

cesarea

La cicatriz de una cesárea puede formar parte de la rama de un árbol.

espalda

columna

La cicatriz de una operación de columna puede transformarse en un tatuaje muy original.

autolesiones

autolesiones

Antiguas autolesiones pueden llegar a ser algo precioso.

pierna

pierna

ombligo

Las propias cicatrices pueden ser las protagonistas del tatuaje.

Después de ver las imágenes, ¿Te animarías a tatuarte alguna cicatriz?