10 perros que no volverán a enfrentarse a una abeja

¿A quién no le ha picado una abeja o avispa alguna vez? Pues a ellos también. Cuando un animal como un perro o gato de instinto curioso se siente atraído por el movimiento de insectos como abejas o avispas y le da por olfatear, perseguir o intentar cazarlos corre el riesgo de sufrir un buen picotazo.

Una picadura normal produce inflamación y algo de dolor pero no tiene mayor complicación. El problema se da cuando nuestra mascota sufre varias picaduras, una reacción alérgica o les pica dentro de la boca o garganta pudiendo la inflamación bloquear sus vías respiratorias, estos casos son graves  y hay que llevarle urgentemente al veterinario.

10 perros a los que les picó una abeja en el hocico

Éstos son 10 ejemplos que hemos encontrado en Internet de perros que sufrieron un picotazo en su hocico y la carita que se les quedó con el morro inflamado.  Recuerda que en caso de inflamación alrededor de cuello, garganta, cabeza acude urgente al veterinario.

Una vez pasado el susto y cuando el animal está bien, las fotos de recuerdo que dejan son un tanto divertidas.

mascotas-picadura-abeja-2mascotas-picadura-abeja-3mascotas-picadura-abeja-4 mascotas-picadura-abeja-5 mascotas-picadura-abeja-6 mascotas-picadura-abeja-7 mascotas-picadura-abeja-8 mascotas-picadura-abeja-9mascotas-picadura-abeja-10mascotas-picadura-abeja-1

Y al tuyo, ¿le ha picado alguna vez una abeja o avispa?