Refugiados sirios con sus mascotas

La guerra y violencia en Siria ha obligado a millones de personas a abandonar sus hogares y dejarlo todo atrás… menos a su familia.  Un duro viaje a otros países en busca de refugio que algunos realizan acompañados de sus inseparables amigos: sus mascotas. Un ejemplo de que, a pesar de las adversidades,  no hay excusa para el abandonoz animal. ¡Gracias por no olvidaros de ellos!

Éstas son algunas de las imágenes que se han compartido en twitter bajo el tema «refugees pets«, como el gato Zeytun, que logró desembarcar con su familia en la isla de Lesbos, Grecia.
refugiados-sirios-mascotas-1 refugiados-sirios-mascotas-2 refugiados-sirios-mascotas-3

Otro ejemplo es el perro Johnny, este pequeño peludo. Sus dueños  afirman: «Nosotros no le dejaríamos atrás».refugiados-sirios-mascotas-6

Johnny acompaña a sus dueños, un matrimonio sirio, en un largo viaje a pie hasta Alemania. A veces para ayudar a sus mascotas en el camino les llevan a ratos en coche de bebé o mochila portabebés como este otro perrito.refugiados-sirios-mascotas-9

refugiados-sirios-mascotas-8

Ahmad tampoco pudo abandonar a su perro Teddy en Siria y se lo llevo con él en bote a Grecia.

refugiados-sirios-mascotas-7En el campo de refugiados de Röszke (Hungría) muchas personas tenían junto a ellas a sus perros y gatos.  Sin embargo, no todos los campos de refugiados y medios de transportes habilitados entre fronteras permiten mascotas. La Unión Europea tiene restricciones para la entrada de perros y gatos de otros países como tener las vacunas al día, un permiso veterinario y un certificado internacional de salud, que debe ser validado en los primeros 10 días desde su llegada.
refugiados-sirios-mascotas-4 refugiados-sirios-mascotas-5

Los animales de Siria, al igual que los humanos, se enfrentan a una situación de riesgo pudiendo acabar heridos, sin alimento ni abrigo. Por eso, el abandono sería “la peor opción y la más cruel para ellos”, como afirman desde Protección Animal Mundial.