Primer caso de difteria en España desde 1986

El niño de 6 años infectado de Difteria de Olot (Girona) ha muerto después de 28 días ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d’Hebron. Ha sido el primer caso de esta enfermedad respiratoria en casi 30 años en España, desde 1986. El pequeño no estaba vacunado por decisión de sus padres, un caso que desata la polémica y reabre el debate de la necesidad de vacunar y de la obligatoriedad del cumplimiento del calendario de vacunación infantil

La vacuna contra la difteria está incluida en el calendario de vacunas infantil y se administra a los 2, 4, 6 y 15-18 meses de vida, y forma parte del preparado trivalente que se indica a los 4 o 6 años y en el refuerzo a adolescentes, a los 13 o 14 años. A pesar de ello, aún hay padres que deciden no poner estas vacunas a sus hijos, una decisión con graves consecuencias sobre su salud. Cada vez más colectivos piden que deje de ser voluntaria para evitar que ocurran más casos como éste.

El niño llevaba casi ingresado un mes en el hospital. Comenzó a tener síntomas 5 días antes de ser hospitalizado, presentaba cuadro de malestar general (cefalea, dolores, dificultad para respirar, fiebre). Confirmaron la presencia de la bacteria corynebacterium difhteriae causante de la difteria, enfermedad respiratoria que también ataca al corazón, riñones y sistema nervioso central. Recibió tratamiento basado en medicación de antitoxinas que tuvo que importarse de Rusia porque ningún país europeo contaba con reservas. La toxina de la difteria había afectado a sus funciones respiratorias, cardíacas y renales y necesitaba respiración asistida, estaba conectado a un riñón artificial y varios días con circulación extracorpórea… hasta que su organismo no respondió más.

¿Cómo se transmite esta bacteria y cuáles son sus síntomas?Difteria-vacunacion-infantil-infografia

El Ministerio de Salud apela a la responsabilidad de los padres en la vacunación de sus hijos.