Di el adiós definitivo a las bolsas de plástico

adios-bolsasA las bolsas de plástico les queda cada vez menos tiempo entre nosotros, o al menos en las tiendas y supermercados que tendrán que dejar de suministrarlas en 2018, con la excepción de las que más finas que se utilizan para guardar carne y pescado. De hecho, según la normativa vigente, el próximo año deberán incluir en ellas un mensaje advirtiendo los efectos nocivos que provocan en el medio ambiente.

«Según los cálculos del organismo comunitario, cada ciudadano de la UE consume un promedio de 200 bolsas de plástico al año, unos 100.000 millones en total. Cerca del 90% son bolsas ligeras, de las también llamadas ‘camiseta’, las menos reutilizables y dañinas para el ecosistema. Y su vida no es tan efímera como su uso: se cree que no se desintegran hasta pasados unos 150 años y apenas un 6% se recicla, ya que es más costoso que producir una bolsa nueva«, tal y como podemos leer en una noticia publicada por el diario El Correo. Entonces, ¿qué alternativas nos quedan?

Lo primero que tendremos que hacer es acostumbrarnos a ir con una bolsa de tela siempre encima o un pañuelo grande, ya vimos lo prácticos que son para hacer la comprar cuando hablamos de la técnica japonesa del furoshiki. Otra práctica opción es reutilizar las camisetas viejas para realizar bolsas para la compra, que además podemos ir decorando al gusto, o elaborarlas a partir de sencillos patrones de ganchillo como este.

crochet grocery toteEn algunas comunidades también se está extendiendo el uso de envases plásticos reutilizables y ecológicos como alternativas a las bolsas de plástico. Esta opción es perfecta para ir a comprar alimentos frescos como el pescado o la carne ya que, en muchas ocasiones, los trasladamos a estos envases en cuanto llegamos a casa para guardarlos en la nevera.

Y vosotros, ¿cómo acudís a la compra? ¿Os lleváis la bolsa de casa o utilizáis las de plástico? ¿Alguna otra alternativa? ¡Compartidlo con nosotros!