Muñecas de medidas reales

barbie-real-modelo-Valeria-LukyanovaLa barbie ha sido la reina de las muñecas. Melena rubia, caderas estrechas, pechos grandes… Medidas irreales y un modelo de belleza artificial que solo se consigue a base de bisturí. Un ejemplo de ello es la modelo ucraniana Valeria Lukyanova que se ha transformado en una barbie humana tras someterse a diversas cirugías plásticas.

La joven de 23 años responde a las críticas respondiendo que su apariencia es una herramienta para «promover» sus «ideas espirituales». Ahora se está convirtiendo al «respiracionismo», creencia de que el agua y la comida no son necesarios para la sobrevivir.

barbie-real-modelo-Valeria-Lukyanova2barbie-real-modelo-Valeria-Lukyanova1¿Cómo sería una muñeca barbie en medidas reales? Aquí tenéis un ejemplo de lo que venden y lo que debería ser, un ejemplo de chica normal.

rbie-artificial-muneca-realidadDe la barbie llega la anti-barbie, Lammily, una muñeca normal de medidas reales que pretende desbancar a la barbie artificial para fomentar un modelo de belleza natural para las niñas. La muñeca de proporciones realistas consiguió en dos días la financiación necesaria para saltar al mercado.

Además de las medidas realistas, el maquillaje de la muñeca es casi invisible y viste ropa sport y de calle como camisetas, shorts y zapatillas.

lammilyMuñeca fiel a la figura de la mujer real a la que también se ha dotado de “imperfecciones” comunes: como granos, acné, estrías, celulitis, moratones, cicatrices… Pero también pecas, mejillas sonrojadas, lunares, verrugas, rozaduras y arañazos, picaduras de insectos, etc.

muneca-real-imperfecciones1 muneca-real-imperfecciones2

¿Y por qué no? ¡También con tatuajes! Los tattoos son otra forma de decorar partes del cuerpo.

muneca-real-imperfecciones-tatuajes

No crear modelos de belleza artificiales desde pequeñas ayuda a valorar la belleza natural. Una idea importante para fomentar entre todas las niñas.