Test de intolerancia alimentaria

Test de intolerancia alimentariaEl 45% de la población española sufre alguna intolerancia alimentaria. Hinchazón después de comer ciertos alimentos, cansancio en determinados momentos del día,  malestar, jacequas y dolores de cabeza sin causa evidente… son síntomas de intolerancia. Nuestro cuerpo puede reaccionar a ciertos alimentos produciendo inmunoglobulinas G (IgG), manifestándose en dolores abdominales, diarrea, estreñimiento, hinchazón, acné, gases… afectando nuestra salud. Conocer cuáles son y sustituirlos por otros en la dieta puede corregir las molestias y mejorar la calidad de vida. Si sospechas que algún alimento te perjudica hazte un test y lo sabrás.

Si quieres realizarte un estudio de intolerancia alimentaria pero tienen pánico a las agujas, una alternativa a los test en sangre realizados en laboratorio son los auto test de venta en farmacias como Food Detective. Un kit completo de resultados inmediatos que mide la reacción a 59 alimentos con el análisis de una gota de sangre para detectar si alguno origina la producción de anticuerpos IgG.
test intolerancia alimentaria Food Detectivetest intolerancia alimentaria Food Detectivetest intolerancia alimentaria Food DetectiveUn sistema sencillo fácil de usar, rápido (en 40 minutos) y de coste accesible (en torno a 125 € frente a 300-400€ de los test de laboratorio). Para la muestra basta obtener una gota de sangre de un pinchazo en el dedo o en el lóbulo de la oreja. ¿Quieres ver cómo se realiza el test?

¿Más ventajas? La prueba se puede realizar en cualquier momento del día, no es necesario estar en ayunas, y es tan sencilla que se puede realizar en la oficina de farmacia, centro médico, spa, en casa. Al conocerse el resultado el mismo día el paciente puede iniciar el tratamiento y seguir las indicaciones del profesional.

En caso de obtener resultados positivos en el test, tras identificar los alimentos a los que somos intolerantes, es recomendable eliminarlos de nuestra dieta o reducir su consumo si el grado de intolerancia es bajo. Lo ideal para realizar adecuadamente la exclusión de alimentos sin incurrir en carencias nutricionales, es acudir a un profesional (dietista, nutricionista, médico) que nos guiará en el proceso.