Los 7 pecados (alimentos) capitales

Los 7 pecados (alimentos) capitalesHace unos días me llamó la atención un post publicado en blogcocina.es por Ricardo Ojalvo donde hacía referencia a otro artículo denominado “7 Foods That Should Never Cross Your Lips” (en la lengua de Cervantes, “7 alimentos que nunca deberían rozar tus labios”) publicado por Anne Underwood en la revista “Prevention”.

Por ello, quería empezar el año en el blog de cocina de Hogarutil.com con la review de este artículo tan «alarmante». Lo digo porque dentro de esta selección de alimentos veremos algunos bastante habituales dentro de nuestra dieta y según Anne, por diferentes motivos, son perjudiciales para la salud.

Vamos a empezar con “la lista prohibida”:

Carne de terneras alimentadas con piensos: La acción de sustituir la hierba por piensos que tienen como objetivo aumentar el volumen de la carne con una mayor rapidez provoca que la calidad de la misma se vea disminuida. Por ello, se aconseja comprar carne alimentada solamente con pasto.

Salmón de piscifactoría: Debido a su pobre alimentación, estos ejemplares son bajos en nutrientes y ricos en sustancias nocivas para nuestro organismo. El consejo, comprar salmón pescado.

Palomitas para microondas: Por lo visto, algunos productos químicos derivados de la bolsa donde se almacenan las palomitas pueden producir infertilidad, con lo que se aconseja elaborar palomitas al estilo tradicional, en una sartén u olla con aceite.

Tomates en conserva: Las latas en conserva, al parecer, contienen una sustancia conocida como bisfenol-A y que está relacionada con diversas enfermedades, por lo que es conveniente consumir tomates envasados en vidrio.

Manzanas convencionales: Al no ser resistentes a las plagas, frecuentemente son pulverizadas con pesticidas. Una solución es comprar manzanas orgánicas y otra, tal y como comenta Ricardo, es lavar este alimento antes de su consumición.

Leche de vacas tratadas con hormonas artificiales de crecimiento: Existe una clase de hormonas que se utilizan para incrementar la producción de leche, pero que son sospechosas de provocar cáncer. Han sido prohibidas en varios países, con lo que se aconseja comprar leche orgánica.

Patatas no orgánicas: A través de la raíz de las patatas son absorbidos ciertos tipos de pesticidas, herbicidas y fungicidas, con lo que se recomienda adquirir patatas orgánicas.

Pero detengámonos a pensar. En realidad, no se habla de lo perjudicial que puede ser el consumo de estos alimentos a largo plazo para nuestra salud (patatas, tomates o manzanas, etc.), sino que lo realmente nocivo son los pesticidas que éstos llevan consigo.

Este artículo publicado en “Prevention” está basado en conclusiones extraídas de diferentes análisis científicos, con lo que a pesar de lo que nos dicte nuestro instinto (normalmente no atendemos a las cuestiones que se plantean en esta entrada), la duda se cierne sobre estos alimentos y los productores de los mismos.

Al final, lo mejor va a ser meterse dentro de una burbuja aislándose así del mundo que nos rodea, porque todo es perjudicial para nuestra salud

¿Qué pensáis? ;)