El plástico como plato favorito

Esta es la historia de Kaylin, una chica que apenas acaba de cumplir la mayoría de edad y que lleva ya 11 años comiendo… ¡plástico! Según ella esta preferencia alimenticia “no es por cómo sabe el plástico, sino la manera en la que lo como, pues es duro y suave al mismo tiempo”.

Este curioso caso apareció en el programa de televisión “My Strange Addiction” que emite el canal TLC. También nos contaban en el mismo que se calcula que en estos 11 años la protagonista de esta “habilidad” ha degustado más de sesenta mil artículos de plástico. Ella misma puede enumerarlos: “Me he comido 12 mandos de control remoto, más de 5.000 adornos de pulseras, más de 1.000 espadas de cóctel, 100 tenedores, una docena de botellas de agua, dos chupones para bebé, tres estuches de CD, unas 50 perchas, entre otras cosas”. Curiosa dieta.

Pero lo realmente preocupante es que para Kaylin “el plástico es algo que quiero y siento que lo necesito”, con lo que podemos observar que existe una dependencia que sería conveniente investigar y tratar.

En este mismo programa se han visto otros casos raros, como la mujer que comía piedras, la que se alimentaba de las cenizas de su marido muerto, la que bebía detergente o la que se comía el relleno de los cojines.

A pesar de que sean casos reales, se ruega que no se pongan en práctica y entren a nuesrecetario… ;)

Fuente:Alt1040.com