¿Preparados para la Ley Antitabaco?

Ya es definitivo. Después de brindar por el 2011 y celebrar la última noche de este año, al día siguiente llega el veto definitivo al tabaco. El domingo 2 de enero, tras la resaca de la Nochevieja, entrará en vigor la Ley Antitabaco. Una medida polémica con muchos partidarios y no menos detractores. Hay fumadores pasivos que defienden el derecho a respirar aire sin humo, fumadores activos que se sienten atacados y hosteleros con miedo a perder a sus clientes. Lo que no hay duda es que, saludablemente hablando, beneficia a todos.

La nueva Ley aprobada por el Congreso prohibirá fumar en todos los espacios públicos cerrados. En locales de hostelería como bares y restaurantes sólo se podrá fumar en las terrazas al aire libre o cubiertas cuando estén rodeadas como máximo por dos paredes lateralmente. Tampoco habrá zona de fumadores en locales de ocio como salas de juego, bingos y casinos.

Además la última modificación de la normativa amplia el veto de humo a algunos espacios abiertos. Los fumadores tampoco podrán echarse el cigarrito en parques infantiles y puertas de hospitales, colegios y universidades. Eso sí, se permitirá la venta de tabaco en las tiendas de las gasolineras y de cigarros naturales sueltos.

¿Dónde sí se podrá fumar? En los espacios al aire libre que no incluyan las anteriores excepciones y en terrazas descubiertas. Los clubes privados de fumadores permitirán fumar pero sólo a mayores de 18 años. Los hoteles podrán reservan a fumadores un 30% de las habitaciones, siempre las mismas y separadas del resto. En los centros para mayores o  discpacitados, en psiquiátricos y cárceles se podrá fumar en salas habilitadas y ventiladas, además de zonas especialmente señalizadas en el exterior.

¿Y si alguien enciende un cigarro en «zona prohíbida»? La nueva norma contempla multas de 30 euros para infracciones leves aisladas, 10.000 euros las graves y hasta 600.000 para las infracciones graves y continúas.

Además la Ley Antitabaco prohíbe la publicidad o imágenes que promocionen el consumo de tabaco en los medios de comunicación, incluido internet. Algo que no es de extrañar si nos paramos a pensar que el tabaco, por muy socialmente aceptado que esté, es una droga que crea adicción y mata a 50.000 personas al año en España.