Prevenir los golpes de calor en verano

golpe-calor-verano-2014-blog¡Suben las temperaturas! Para evitar golpes de calor beber agua frecuentemente para mantenerse hidratado es fundamental. Ésta es la clave de la campaña de la campaña de prevención «Ante el calor, practica la hidratación»« del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS).

Aunque esta campaña está destinada especialmente a los trabajadores expuestos a altas temperaturas, también recuerda que, especialmente en verano, el golpe de calor es un mal que pueden sufrir otros grupos de población especialmente sensibles como bebés y ancianos, o por exponerse a elevadas temperaturas y/o esfuerzo físico intenso durante mucho tiempo.

¿Por qué se produce el golpe de calor? Ante una exposición prolongada al sol, a altas temperaturas o a la realización de un intenso esfuerzo físico ael organismo sufre importantes pérdidas de agua que dificultan que autorregule su temperatura través de los mecanismos habituales como el sudor. Esto produce un aumento de la temperatura corporal que, si llega a superar los 40ª C, hace que los mecanismos reguladores del calor entren en shock y se produzca el golpe de calor.

Por ello es muy importante beber agua frecuentemente para reponer las pérdidas producidas. Para una correcta hidratación debemos beber entre 2 y 2,5 litros de agua a lo largo del día, adecuando la cantidad a las condiciones de temperatura e intensidad del esfuerzo que realicemos. Ayudarás a tu organismo a mantener sus mecanismos de termorregulación, así como las funciones físicas y cognitivas.

En esta infografía nos muestran los síntomcómo actuar ante un golpe de caloror<hidratacion2/>Consejos para prevenir el golpe de calor en trabajos expuestos

  • Evitar las comidas copiosas y hacer pausas en el trabajo para hidratarse (realiza los descansos en lugares frescos y a la sombra).
  • Lleva una botella de agua siempre contigo y bebe periódicamente. Te ayudará a recordar que tienes que beber regularmente agua. la deshidratación puede reducir la capacidad de concentración, memoria, rendimiento físico e intelectual.
  • Protégete del sol con una gorra, sombrero o pañuelo, y si tu trabajo te lo permite, gafas de sol.
  • Usa cremas con factor de protección solar a partir de FPS15, aplícalas 30 minutos antes de la exposición al sol, repitiendo la aplicación cada 2 horas.
  • Utiliza ropa cómoda, ligera y de colores claros que sean permeables al aire
  • No trabajar si camisa bajo el sol, porque ésta retiene la humedad y protege la piel de sus efectos perjudiciales.
  • Evita realizar trabajos en solitario. Si esto es imposible, mantén informados a personas de tu entornos de tu ubicación.
  • No esperes a tener sed para beber agua. Esta sensación es un síntoma de alerta que activa tu propio organismo para indicarnos que el cuerpo está ya deshidratado.
  • Reduce el esfuerzo físico intenso durante las horas más calurosas del día ( de 12 h a 17 h).

Y vosotros, ¿cómo os cuidáis los días calurosos frente a las altas temperaturas?