Platos divertidos para los niños

¿No hay forma de que tu hijo coma verduras y hortalizas? Si tienes que luchar para que quiera probarlas prueba a jugar con la presentación de los platos. Decoraciones divertidas hacen los alimentos más atractivos para los más peques de la casa y es que la comida entra primero por los ojos.

Pimientos, maíz, zanahorias, guisantes, pepino… Prueba a introducir alimentos que no le gusten mucho y crea auténticas obras de arte. ¡Seguro que les encantan!

Prueba estas 12 ideas de presentaciones de platos y crea divertidas figuras: